Ricardo Darin, el Mejor Actor Protagonista

©Miguel Córdoba

©Miguel Córdoba

“Y el Goya es para Ricardo Darin”, anuncia Belén Rueda, que entrega el premio a Mejor Actor Protagonista junto a Bárbara Lennie. Las dos intérpretes saben lo que es ganar un Goya, Lennie consiguió el de Mejor Actriz Protagonista el año pasado por Magical Girl y Belén Rueda se llevó el Goya a Mejor Actriz Revelación en 2005 por Mar adentro. Pero el protagonista en esta ocasión es Ricardo Darín que se lleva el busto por Truman, de Cesc Gay.

“Estoy muy contento, muy feliz, Cesc me regaló este personaje,  y hemos llegado aquí rodeado de grandes actores”, asegura el intérprete. “Fernando León de Aranoa  dijo algo que me encantó: ‘las películas no compiten entre ellas’ y yo digo que los actores tampoco, así que que aplaudo a todos los que hemos sido nominados”, reivindica Darín que en la cinta da vida precisamente a un actor afincado en Madrid que se enfrenta a una enfermedad.

En su discurso de agradecimiento tampoco se olvida de los políticos presentes en la sala: “hagan algo por la cultura, que es lo único que hace falta” y de dedicar el busto a su padre. Esta era la cuarta nominación a los Goya para Darin, que ya es un habitual del panorama cinematográfico español.

En San Sebastián se alzó con la Cocha de Plata ex aequo con su compañero Javier Cámara; esta noche ambos se van con una estatuilla a casa, las de Mejor Actor Protagonista y Mejor Actor de Reparto.

¡Comparte ahora este artículo con tus amigos!