MEJOR PELÍCULA EUROPEA / Mustang (Francia)

©Alberto Ortega

Charles Gillibert, coproductor de Mustang. Foto: ©Alberto Ortega

Por Adolfo Blanco Lucas, de A contracorriente films

1. Significado de este Goya a la Mejor Película Europea.

Los premios son todos importantes y el Goya es el máximo reconocimiento que una película puede recibir en España. Ganar el Goya tiene un impacto directo en la difusión de la película, que en este caso contribuirá a que más gente vaya a las salas cuando Mustang llegue a todas las ciudades en que aún no se ha estrenado. Con ello, las siguientes formas de explotación, incluida su transmisión legal por internet, tendrán una vida más sana, lo que redundará en el beneficio de quienes han hecho y estrenamos la película, algo necesario para vivir de esta maravillosa profesión y seguir invirtiendo.

La categoría de película europea no recibe a veces por parte de los medios la importancia que tiene. El cine europeo, en lo industrial y en lo cultural, es nuestro cine, el mismo que lucha con armas desiguales con esa industria americana que no solo está generosamente subvencionada en su país, sino que recibe del nuestro todo tipo de ventajas, empezando por la lengua, gracias al doblaje que ellos no permiten. El cine europeo es el nuestro. Y los valores que encontramos en Mustang son los nuestros. Tal vez por eso, además de por la prodigiosa puesta en escena y el vigor narrativo que muestra la directora Deniz Gamze Ergüven, Mustang gusta tanto. Frente a la intolerancia y la incultura, se imponen el respeto al otro, el derecho a ser libre, a ser feliz y el amor. Valores que ciertas sociedades aún niegan. Un problema de educación.

2. Cine y Educación.

En las cuatro películas europeas nominadas al Goya el asunto de la educación tiene un protagonismo grande. En la estupenda Camino a la escuela podemos ver el enorme esfuerzo que en algunos sitios hacen los niños para poder estudiar. Algo que me gusta mucho en Mustang es la figura de esa profesora (territorio spoiler, perdón) con que se abre y cierra la película. Para esa pequeña protagonista de Mustang su profe es el faro que le ayuda a ser valiente. Nadie duda que esa profesora le inculcó unos conocimientos y enseñanzas vitales que le servirán para siempre. Y se puede apreciar, por el abrazo con que se despiden, que lo hizo con cariño. Qué importante es el trabajo de los maestros y qué necesario es que pongamos todos los medios para acercar el buen cine a las escuelas, y las escuelas al buen cine.

3. La televisión como herramienta de difusión del cine y de transmisión de valores y conocimientos.

Si mucho es lo que las escuelas pueden hacer por el cine y mucho lo que el cine puede ayudar a completar la formación de nuestros jóvenes, mayor es todavía la capacidad que la televisión tiene de contribuir a la educación de todos, jóvenes y mayores. Educación en sentido amplio, hablo de enriquecimiento intelectual y moral. Todos hemos descubierto a través de la tele mundos maravillosos, aspectos desconocidos de las cosas y seres que nos rodean, personas buenas y otras malas a las que no nos queremos parecer. La televisión, a la que Paolo Vasile se refiere como “el mejor amigo del hombre”, debería ser aprovechada por las autoridades para intentar mejorar nuestras vidas, haciéndonos disfrutar con sus contenidos y contribuyendo a que seamos mejores personas. Las líneas de programación de las televisiones, especialmente las públicas, deberían ser consensuadas con el Ministerio de Cultura. Y con el de Educación…

Por supuesto, el cine, con su capacidad de contar historias que llegan hondo y de hacerlo para una enorme mayoría, tendría que tener un lugar destacadísimo en todas las televisiones, especialmente en las que dependen directamente de los gobiernos. No solo de fútbol vive el hombre, consigamos que el cine sea, como en los países más desarrollados, “cuestión de Estado”.

TVE siempre ha sido un ejemplo de compromiso con el séptimo arte. Pero podría y debería hacer más por el cine europeo. Igual que ha elevado al cine español a los altares con sus formidables programas en el prime time de La 2, debería encontrar y apostar con paciencia por espacios donde el buen cine extranjero, especialmente el europeo, pueda darse a conocer con todo su esplendor. Y su compromiso con nuestra Academia y los goyas tendría que traducirse también en velar para que todas las películas nominadas (españolas, latinoamericanas y europeas) gocen, llegado el momento, de una destacada exposición en la televisión en abierto, ofreciendo su primera cadena a las que no estén comprometidas con otro operador. Ahí estará demostrando que lo de su función pública es mucho más que palabras. Mustang enamorará a los espectadores y ayudará a muchos y muchas a ser mejores, ojalá gracias a Televisión Española la vean millones.

¡Comparte ahora este artículo con tus amigos!