Desmitificar (para bien) los Goya

marzo 28, 2017 31 Edición · ·

Desde hace unos años, las entregas de premios ya no son solamente un evento televisivo. Se viven con el smartphone en la mano, interactuando con lo que sucede dentro y fuera de la pequeña pantalla. El público forma parte de la fiesta, ya no es solo mero espectador Brays Efe

Greta Fernández y Anna Castillo. ©Enrique Cidoncha

Twitter recoge cada suceso y cada opinión de los seguidores del evento, que sacan a relucir su espontaneidad y humor, creando “memes” que se disputan ser lo más comentado de la velada. Mientras, en Instagram tenemos acceso al comentario visual de la gala, así como a los Instagram Stories (vídeos de corta duración que permanecen visibles durante 24 horas) e Instagram Live (conexiones en directo) de los diferentes protagonistas. Contenido pensando para consumir en el momento, que trufa la emisión de gala con vistazos de aquello que no se ve.

El Facebook Live de la Academia permitió seguir en directo el desarrollo de la alfombra roja de principio a fin, una conexión en directo en la que nos detuvimos a entrevistar a algunos de los protagonistas. Nuestra posición privilegiada nos permitió poder compartir con los usuarios de Facebook las primeras declaraciones de Ana Belén, Geraldine Chaplin o Paco León al llegar a la alfombra.

Pero además, el interés principal surgía en que habilitamos una ventana donde podías ver lo que pasa detrás de las cámaras: cómo iban llegando los diferentes invitados, relacionándose entre sí y posando en el photocall. Durante la gala, pudimos disfrutar de momentos que de otra forma no hubiéramos visto y comprobar la emoción real que a veces se desata después de haber dado tu discurso y haber entrado al backstage. Un ojo de cerradura para asomarte a la parte organizativa que despierta el vivo interés de los aficionados a este tipo de eventos.

Emma Suárez, una de las grandes protagonistas de la noche, que hizo doblete ganando el Goya a Mejor Actriz Protagonista y a Mejor Actriz de Reparto, tuvo dos emocionantes intervenciones recogiendo sus premios, en la parte que todo el mundo pudo ver, pero quienes estuvieron atentos a la cuenta oficial de la @academiadecine en instagram, pudieron ver sus dos entradas por la puerta del backstage y comprobar cómo digería ese shock y daba paso a otra emoción que en ocasiones no podemos ver en la pantalla. Así vivimos las lágrimas, la alegría y la sorpresa de los nominados, o la interacción entre los entregadores y el equipo que allí se encuentra.

En definitiva, las redes sociales permiten acercar la experiencia de los premios al espectador, que lo viva desde otra perspectiva y hacerle sentir partícipe de una forma más especial de todo lo que sucede durante la noche. Desmitifica el evento en el mejor sentido, porque lo acerca a la gente a la que le interesa, y a la vez le da una relevancia especial a todo aquello que a simple vista puede parecer banal, pero que despierta una gran curiosidad, y sirve como complemento a los canales habituales. Del mismo modo, genera una relación distinta y más particular entre el seguidor y las redes de la Academia y los Premios Goya, porque sabe que va a encontrar algo que no podrá ver en ningún otro lugar.

*Brays Efe es guionista, director y actor (Cómo sobrevivir a una despedida, Paquita Salas). Fue el anfitrión de las redes sociales de los Premios Goya en su 31 edición.
¡Comparte ahora este artículo con tus amigos!