Discurso de Mariano Barroso y Nora Navas

Foto: ©Miguel Córdoba

Los vicepresidentes de la Academia reivindican el cine como “lenguaje de encuentro” y recuerdan a la presidenta Yvonne Blake

Mariano Barroso y Nora Navas han dedicado unas palabras a los compañeros y amigos presentes en los 32 Premios Goya y a todos los espectadores en el tradicional discurso de la presidencia de la Academia de Cine, que este año tenía como gran ausente a Yvonne Blake, aún convaleciente.

Ella representa para Barroso “el trabajo minucioso, anónimo, en la sombra, el reconocimiento internacional”, adjetivos que son comunes a miles de profesionales de nuestra industria, “que no quieren otra cosa que vivir dignamente de su profesión”. Convencido de que “el desencuentro parece ser la esencia de la comunicación  hoy en día”, el vicepresidente primero de la institución defendió el cine como “idioma de encuentro. Quienes hacemos películas nos ponemos de acuerdo para perseguir un sueño común”.

Ambos resaltaron que este año, los filmes nominados a Mejor Película – El autor, Handia, La librería, Verano 1993 y Verónica – cuentan historias de personas que no pueden hablar: “para eso sirve nuestro cine, para que hablen quienes no tienen voz” y representan la diversidad de nuestro cine, que habla castellano, catalán, euskera inglés y gallego y no se olvidaron de la vertiente industrial de nuestro séptimo arte, que ha pasado por cuarto año consecutivo la barrera de los 100 millones de euros de recaudación y sigue luchando con el IVA del 21%.

En estos meses en que tanto se debate sobre el acoso, la desigualdad salarial y el papel de la mujer en la sociedad, Nora Navas quiso sumarse a las reivindicaciones de las cineastas.  “Queremos demostrar  a todos los que quieran dedicarse al cine, que la Academia defiende la igualdad profesional de oportunidades. No basta con ponerse delante de una cámara, necesitamos directoras, montadoras, guionistas,  sonidistas, directoras de fotografía, scripts, compositoras… en igualdad de número que los hombres. Solo así haremos que nuestra industria deje de perder el talento que aportan las mujeres para llegar más lejos”, aseguró.

La renovación de la Academia de Cine, que en 2017 ha incorporado casi 300 nuevos miembros, la conexión con el público de una nueva generación de cineastas, y  la integración del cine en el sistema educativo, a través del proyecto ‘Cine y Educación’ y del Portal Educativo del Cine Español, son otros de los hitos de este año que abordaron Navas y Barroso.

 

¡Comparte ahora este artículo con tus amigos!