Por la buena salud de nuestro cine

Foto: ©Alberto Ortega


Con una gran ovación, los nominados a la 32 edición de los Goya recuerdan a la presidenta Yvonne Blake

Todos con Yvonne Blake. Convaleciente del ictus que sufrió el pasado 3 de enero, la presidenta de la Academia de Cine protagonizó los momentos más emotivos del Encuentro de los Nominados a la 32 edición de los Goya. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; el director del Instituto de la Cinematografía y las Artes Audiovisuales (ICAA), Óscar Graefenhain; y la vicepresidenta segunda de la Academia, Nora Navas, recordaron a Blake deseando su pronta recuperación, y todos los nominados le enviaron su apoyo y cariño con una gran ovación.

Los artistas y técnicos de las que han sido las mejores películas de 2017 para los académicos celebraron la variedad y la buena salud del cine español en el año que acaba de terminar en la velada que acogió la Real Casa de Correos de Madrid, donde los 159 nominados de esta edición posaron para la tradicional foto de familia.

Los equipos de Handia, La librería, El autor, Verano 1993, Abracadabra, Verónica, La llamada y No sé decir adiós, entre otras diversas propuestas, compartieron entrevistas, fotos y abrazos, rindieron homenaje a Marisa Paredes (Goya de Honor 2018) con un largo aplauso y desvelaron sus deseos en la que es conocida como la antesala de la gala de entrega de los Goya, que tendrá lugar el próximo 3 de febrero. Aunque la única que se pronunció sobre las posibilidades de reconocimiento fue Isabel Coixet. “De las 12 nominaciones de La librería, creo que nos vamos a llevar cinco”, pronosticó la cineasta catalana, que elogió a los productores de su película por la defensa que hicieron de su visión de la historia.

“Películas que nos permiten soñar”

Aitor Arregi, codirector de Handia, rodada en euskera –“ la Academia vota sin complejos lo que les gusta, no por un idioma. Estoy muy contento de formar parte de ese abanico de diversidad”-; Carla Simón, autora de la cinta en catalán Verano 1993 en catalán –“creo que hay que pedir más políticas en favor de la mujer en la industria del cine”-; y Nathalie Poza, nominada a mejor actriz protagonista por No sé decir adiós –“echo de menos más personajes femeninos potentes”–, entre otros, acudieron al acto en el que todos se sintieron ganadores.

Cineastas (Pablo Berger, Paco Plaza, Lino Escalera, Sergio G.Sánchez, José Luis López Linares, Gustavo Salmerón, Mabel Lozano), productores (Enrique López Lavigne, Edmon Roch, José María Morales), intérpretes (Sandra Escacena, Andrés Gertrúdix, Javier Gutiérrez, José Mota, Maribel Verdú, David Verdaguer, Bruna Cusí, Anna Castillo, Belén Cuesta, Santiago Alverú, Pol Monem, Eloi Costa, Adelfa Calvo, Eneko Sagardoy, Adriana Paz, ) y músicos (Alberto Iglesias, Leiva) también estuvieron en la recepción, a la que no faltó la vicepresidenta de la institución, Nora Navas, para quien los trabajos nominados “son películas que nos permiten soñar”.

Cristina Cifuentes, por su parte, subrayó su deseo de que baje el IVA del cine; y Óscar Grafenhain recordó que, por cuarto año consecutivo, nuestro cine supera la barrera de los 100 millones de euros en recaudación –en 2017 alcanzó los 103 millones de euros-.

¡Comparte ahora este artículo con tus amigos!