Un padre y un hijo | Apuntes para una película de atracos


Por Elías León Siminiani |

 

Apuntes para una película de atracos es el documental del cineasta y el ex atracador, ¿recuerdan? El docu con Flako, el ex butronero que sale con máscara, y Elías, el cineasta que le va a conocer a prisión para que le ayude a preparar una peli de atracos.

Pocas semanas después de aquel primer encuentro, Flako le dijo a Elías que había tomado una decisión respecto a su futuro: la misma energía que en el pasado había dedicado a atracar, a partir de ese momento la iba a invertir en aprender a escribir porque quería contar su historia. Y en ayudarle con su peli de atracos.

¡Y vaya si me ayudó!

Sus cartas cargadas de explicaciones, croquis y dibujos me adentraron en el complejo modus operandi de la banda: cómo preparar un atraco en superficie y cuándo, con qué y dónde acceder a un banco desde el subsuelo. Yo tomaba apuntes de todo. Al principio me sentía como debió sentirse Jean Servais en Rififí. Aunque poco a poco empecé a vivirlo más bien como López Vazquez en Atraco a las tres. Y es que una de las cosas que Flako consiguió, sin saberlo, fue que cambiase mi mirada sobre todo su mundo. Particularmente mi mirada sobre él.

Flako me habló mucho de su padre, del que aprendió el oficio, y me habló mucho de su hijo, cuyos tres primeros años de vida se perdió por estar entre rejas. Un padre y un hijo. Supe que nuestro documental debería ser sobre atracos y sobre hacer pelis de atracos, pero, sobre todo, sobre el significado de la paternidad.

De todo esto yo tomaba apuntes.

Fueron pasando cinco años. Flako terminó su novela, Esa maldita pared. Sale a la calle en enero. Yo terminé el docu. Todavía lo encuentras en salas.

Ahora queda un pequeño detalle: hacer la peli de atracos.

Ya puestos habrá que hacerla. Yo necesito sacarme ese gusanillo que arrastro desde la infancia. Y Flako necesita sacarse la máscara.

A ver si, entretanto, aprendemos a ser padres juntos.

¡Comparte ahora este artículo con tus amigos!