La estatuilla de los Premios Goya

¿Cómo se hace un Goya?

EL MODELADO. El escultor da forma a la escultura en barro. La originaria se copia también en yeso.

EL MOLDE. Del barro se crea un molde “madre” de silicona, del que saldrán todas las copias.

LA COLADA. El molde de silicona se rellena de cera y se deja secar. Se obtiene el busto en cera.

LOS RETOQUES MANUALES. El escultor corrige las imperfecciones de la estatuilla con una paleta.

EL MONTAJE DEL ÁRBOL DE FUNDICIÓN. Se arma la estructura que sujeta la estatuilla durante la fundición.

EL REVESTIMIENTO. Se hace en yeso copiando la cera.

EL HORNO Y LA FUNDICIÓN. A temperatura superior a 700 grados centígrados, la fundición se hace por el llamado sistema de la cera perdida. El bronce va centrifugado, a gran velocidad y al vacío, de ahí que se consiga poco grosor en las paredes de la escultura, logrando que no pese mucho.

EL CINCELADO. Últimos retoques en el bronce.

LA PÁTINA. El metal adquiere su color definitivo con la aplicación de fuego y ácidos.

La primera estatuilla que se entregó fue obra del escultor malagueño Miguel Ortiz Berrocal. El busto, fabricado en bronce, era una escultura desmontable que combinaba el busto del pintor Francisco de Goya con una cámara cinematográfica. La estatuilla venía acompañada de una insignia de los Goya, que podía quitarse y usarse como pin. Pesaba casi 15 kilos.

Al tratarse de una estatuilla demasiado pesada y poco manejable, en 1990 se encargó un nuevo diseño del trofeo al escultor José Luis Fernández, quien desarrolló un nuevo busto en bronce que representa al pintor inspirándose en el busto del escultor valenciano Marià Benlliure i Gil. Esta estatuilla, la oficial desde la cuarta edición, pesa casi tres kilos.

Pruebaestatuilla2